Mostrar filtros

Los homenajes a Paul Gauguin se multiplican. Este precursor de la pintura moderna fascina con sus coloridas realizaciones. Sus cuadros dan testimonio de su pasión por el arte desde otros lugares. En esta guía te contamos todo sobre las obras de este gran artista postimpresionista.

¿Cómo elegir un cuadro de Gauguin para la decoración de tu casa?

Las obras de Paul Gauguin son una invitación al viaje. Destacan la ambición artística de un pintor atento a los detalles, enamorado de lo concreto, de la naturaleza. Su genio cromático no tiene igual. Para quienes no sepan cuál de sus cuadros elegir para su casa, he aquí algunas ideas:

 

    • Para una decoración original

Gauguin realizó varios cuadros. Entre sus obras que destacan en este entorno está Cristo en el Huerto de los Olivos (1889). El Autorretrato con el Cristo amarillo (c. 1890) y el Autorretrato con nimbo (1888-1889) son también cuadros populares del artista. Estas obras son sin duda de interés para quienes aprecian la pintura religiosa. También son una buena opción para una decoración original, independientemente de la afiliación religiosa.

 

      • Un trozo de mundo en casa

Paul Gauguin, marinero y luego corredor de bolsa, antes de establecerse como pintor, viajó mucho. El artista se inspiró mucho en las tierras que pudo descubrir para algunas de sus obras. Los cuadros realizados en este entorno son perfectos para viajar al fin del mundo sin salir de casa: Mujeres de Tahití (En la playa) y el cuadro Fata Te Miti. Los nostálgicos de Francia que viven en otros lugares se verán seducidos por obras como El Sena visto desde el puente de Iena el Sena, en Passy.

 

        • Por el placer de decorar simplemente

El cuadro es un elemento decorativo intemporal. Tiene esta particularidad y capacidad de realzar un interior moderno. Las obras realizadas con pasión de Gauguin no son una excepción a esta regla. Hacen las delicias de quienes simplemente aman decorar un interior con cuadros. No es importante elegir una obra de arte con un tema concreto. Uno elige un cuadro según su gusto artístico o sentimiento.

¿En qué habitación se puede colgar un cuadro de Gauguin?

Los cuadros de grandes artistas como Gauguin pueden colgarse en cualquier parte de la casa. No obstante, hay algunos parámetros que merecen atención para que la decoración sea un éxito.

El primero es el tamaño del cuadro, ya que éste tiene una gran influencia en lo visual. Una obra grande encuentra naturalmente su lugar en el vestíbulo o en el salón. El segundo parámetro a tener en cuenta es el color. En el caso de Paul Gauguin, hay que saber que es un pintor al que le gusta mezclar colores. La mayoría de sus retratos brillan no sólo por su exotismo, sino por la riqueza de colores. Estas obras encuentran su lugar en las habitaciones más frecuentadas, como el salón o el dormitorio.

En cualquier caso, es importante colocar el cuadro de Gauguin en una habitación donde pueda conservarse. Su ubicación determina la longevidad de una obra. Si desea exponerlo en una habitación “grasienta”, como la cocina, debe procurar protegerlo al máximo. La misma precaución es necesaria para desafiar la prohibición de colocar un cuadro en habitaciones con un alto nivel de humedad. Por ejemplo, en el cuarto de baño, el lienzo debe protegerse con un marco de cristal para evitar daños.

 

¿Qué tiene de especial un cuadro de Gauguin?

Paul Gauguin es un artista excepcional. Sabe cómo hacer que los colores hablen. Es el perfecto representante del postimpresionismo. Alumno de Pissaro, heredó de él una habilidad pictórica inimitable. También se dice que está influenciado por otros grandes artistas como Rafael, Ingres y Degas.

La riqueza del color es una particularidad de la obra de Gauguin. También es un pintor que evolucionó lentamente del impresionismo al sintetismo. Este último representa una corriente en la forma no naturalista. Se basa en la exploración de la saturación subjetiva del color para expresar la idea de la obra. El pintor también se preocupa de diseñar un dibujo conciso para transmitir sus pensamientos.

Gauguin también probó el cloisonismo en color con sus retratos. El pintor tuvo bastante éxito con esta técnica, que resultó ser compatible con el lado abstracto de su dibujo. “Los Miserables“, obra que realizó en 1888 es un ejemplo perfecto de este exitoso matrimonio.

¿Se puede colgar un cuadro de Gauguin en la habitación de un niño?

Decorar la habitación de un niño con un cuadro permite aportar suavidad y alegría a este espacio. No obstante, es aconsejable elegir bien el lienzo para que la decoración tenga éxito. Además, la cuestión del tamaño es importante con este tipo de ornamento. Hay que tener en cuenta que las camas de los niños son más estrechas que las de los adultos. En este caso, es preferible un tejido más largo que ancho para conseguir un efecto visual agradable.

La mayoría de los cuadros de Gauguin se caracterizan por su riqueza cromática. Estas obras pueden colocarse en la habitación de un niño si están en armonía con el estilo de la habitación. También es importante elegir un cuadro del pintor que sea lúdico o reflexivo. Esto ayuda a despertar la pasión del niño por el arte: Giros en un sillón, Las piedras de molino (El campo de patatas), Primeras flores, Efecto nieve, etc.

Otro consejo, debes saber que ahora es posible colgar un cuadro sin perforar la pared. Para ello, basta con optar por alternativas a los clavos, como los ganchos adhesivos y el pegamento superpotente. Para colgar una obra de arte en una pared pintada, también puede utilizar pestañas adhesivas, que se colocan en el cuadro y en la pared. Para retirarlos, basta con tirar de la parte inferior de la lengüeta que sobresale.

Por último, los que tienen la suerte de poder hacer agujeros en la pared pueden utilizar rieles para cuadros. Se trata de una especie de ángulo de hierro que se fija en la parte superior de la pared. Además de ser eficaces para colgar un cuadro Gauguin, los rieles para cuadros son casi invisibles.