Mostrar filtros

Poseer un interior que se parezca a nosotros es la búsqueda de todos para crear una sensación de bienestar. Representando una pasión o un espíritu de lucha, un cuadro deporte es el accesorio de decoración ideal para todos los amantes del deporte.

Descubre nuestra amplia colección de cuadros deporte para energizar las habitaciones de su casa que coincidan con sus valores. El formato, el tema, el marco, todo sigue siendo ajustable y personalizable según sus deseos.

¿Cómo elegir un cuadro deporte para su decoración interior?

Si la decoración quedara a la libre interpretación de cada persona, la lógica diría que no hay reglas. De hecho, siempre se agradecen algunos consejos para organizar los espacios de las paredes para crear una buena armonización.

El tamaño del cuadro deporte viene determinado por dos cosas: el tamaño del espacio y la extensión de las paredes. Intenta conseguir un cuadro que sea proporcional al tamaño de tu habitación, una pieza demasiado pequeña parecerá fuera de lugar. Puede elegir un solo cuadro grande, un cuadro en varias partes o varios cuadros pequeños, según sus deseos. Para ayudarte a definir el tamaño de tu cuadro, sólo tienes que medir el ancho de tu pared y multiplicar este resultado en centímetros por 0,57. Esto será un indicador para ver el tamaño más adecuado para su pared.

A la hora de elegir su cuadro, debe prestar atención al estilo de su habitación. En efecto, el tipo de interior que ya tiene, o el que quiere poner, no tiene por qué coincidir con todos los cuadros de arte. La estética que mejor se adaptará a la instalación de un cuadro deportivo de tipo industrial, a menudo en tonos neutros y ligeramente masculinos, que dará cabida a una obra de carácter; o la escandinava, donde un cuadro de una bailarina en tonos suaves y pastel sublimará ese ambiente elegante. Cuanto más neutro parezca tu estilo de decoración, más fácil será encajar las obras de arte que elijas.

Es importante seguir una determinada línea en la selección de colores: o bien se decide armonizar todo con un camafeo cercano a los tonos presentes en la habitación, ya sean paredes o muebles, o se arriesga a contrastar para añadir un toque atrevido. Los lienzos en blanco y negro son un compromiso ideal si tu habitación ya es muy colorida.

¿Qué representa un cuadro deportivo?

El arte y el deporte se encuentran desde la antigüedad, sobre todo a través de la escultura de los juegos olímpicos. Aunque esta perspectiva ha evolucionado, primero a través de la pintura, y ahora más en la fotografía, se puede observar que los hombres siempre se han movido por la percepción del movimiento del cuerpo, y el dinamismo que el deporte personificaba.

Elegir un objeto de decoración significa seleccionar lo que queremos ver cada día, lo que nos motiva a diario. La imagen deportiva puede simbolizar muy bien esta motivación, esta mezcla de sentimientos, competencia y superación de uno mismo y marcar una verdadera diferencia en tu mente.

Un lienzo en el ámbito deportivo, puede ser la representación de una bailarina de flamenco, un Cuadro futbolista , o incluso Cuadro Kylian Mbappé, o también juegos más intelectuales como el póker.

 

¿En qué habitación(es) se puede poner un cuadro deportivo?

Su casa es suya, y la elección final de dónde colocar sus cuadros es suya. Ya sea que quiera ponerlos en el vestíbulo, en todas las paredes de su salón o en el baño, la decisión es suya. No obstante, nos gustaría hacer algunas recomendaciones para que su pintura deportiva destaque perfectamente.

La zona de la casa más fácil de decorar suele ser el salón. Suele representar la habitación más espaciosa y, por tanto, la oportunidad de exponer las mayores obras imaginables, una oportunidad ideal para afirmar su personalidad deportisyta. Aprovecha las dimensiones de la habitación para elegir un lienzo compuesto por varias partes, esta fantasía se adaptará a la superficie y sublimará tu espacio vital.

Cuando se piensa en un cuadro deportivo, es fácil imaginar su lugar en una sala de juegos. Una sala de juegos no existe sólo para los niños, los adultos tienen derecho a ella de la misma manera. ¿Qué podría ser más inteligente que una pintura de una mano de póker, justo encima de su mesa de billar o futbolín? Esto marcará inmediatamente el tono de la sala y creará un verdadero ambiente de jugador. El deporte también es diversión, por lo que su lugar es muy apropiado en un espacio casual y de entretenimiento. Dar un ambiente especial a una de tus habitaciones, totalmente desconectada del resto de tu casa, ayuda a que no te aburras de tu diseño interior.

Para los más deportistas, puedes imaginar una habitación con temática deportiva. Estar rodeado de tu pasión, tanto al levantarte como al acostarte, es la promesa de una buena noche de sueño. Un único lienzo en una pared neutra encima o enfrente de la cama completará la disposición artística de su habitación y añadirá un verdadero toque personal.

¿Se puede poner un cuadro deportivo en la habitación de un niño?

Los niños son sobre todo sensibles a los colores, más que a la propia imagen. A la hora de elegir un cuadro, hay que decantarse por paredes con tonos suaves y lienzos que aporten toques de tonos vivos, o hacer un cameo de colores pastel.

Aparte de los cuadros deportivos que representan juegos de azar, ninguna obra de arte deportiva estaría contraindicada para la habitación de tu pequeño. Utiliza cuadros con tonos cálidos, quizás figuras un poco más redondeadas y suaves y, sobre todo, adaptadas al tamaño de tu hijo: un objeto decorativo demasiado grande podría asustarle.

Una idea divertida e interesante: ofrézcale elegir con usted el cuadro que decorará su habitación, en cuanto su edad se lo permita, quizá se decante por un cuadro de su deporte favorito.