Mostrar filtros

Una pintura de un coche es una decoración de pared imprescindible. Para los entusiastas de las cuatro ruedas, estas pieza están disponibles en muchas formas, colores y tamaños para combinar con cualquier tipo de diseño interior.

En este artículo, intentaremos responder a las preguntas más frecuentes antes de lanzarse a la compra de una pintura para coches.

¿Cómo elegir una pintura de coche para su decoración interior?

La primera pregunta que surge es: ¿qué cuadro coche elegir? En primer lugar, es una cuestión de gustos. Los demás criterios de elección seguirán. El objetivo es encontrar un cuadro que te guste y que aya bien con tu decoración interior.

En segundo lugar, elige una pintura de coche que destaque tu pasión. Si te gusta la velocidad y la adrenalina, un cuadro de un coche en la carrera te vendrá de perlas. En cambio, un cuadro de un coche clásico o un cuadro de un coche de época será un éxito para un coleccionista experimentado.

A continuación, no descuides los colores. Los tonos armoniosos que coordinan con tus textiles y paredes atraerán el interés a primera vista. Elije un estilo que concuerde con la habitación en la que se va a guardar. En el mercado existe una amplia gama de fotografías de coches. Estos cuadros son aptos para todos los gustos y presupuestos. Es obvio que encontrarás uno que se adapte al estilo de la habitación en la que quieres colgarlo.

Por último, asegúrate de no equivocarte en la elección del tamaño de la pintura que represente un coche. Hay un principio básico al que debes atenerte: no hay porque colgar un solo cuadro en una pared grande. Para decorar una pared grande del salón, por ejemplo, considera la posibilidad de colgar varios lienzos pequeños o un modelo de gran formato. Asegúrate de que el formato de la imagen puede ajustarse al espacio que tienes.

¿Qué representa un cuadro de coche?

Un cuadro de coches instalado en tu salón es una invitación perpetua a viajar y a descubrir otros horizontes. El coche es sinónimo de conquista y aventura. El coche se mueve en un entorno impresionante (en el campo, en las colinas, en la puesta de sol….) para acentuar aún más la sensación de libertad. Con sólo cerrar los ojos, sentirás que estás al volante del coche mientras atraviesas ciudades enteras.

Pero las pinturas de los coches van más allá. El Cadillac, el Porsche o el Rolls-Royce son símbolos de riqueza, refinamiento y estilo. Son accesorios de moda que exponen el estatus de su propietario.

Algunas de las pinturas se refieren a la sensación de velocidad, la embriaguez de la velocidad. El cuadro Ferrari o el de la Lamborghini son un buen ejemplo. En estos casos, el coche representado va más allá de ser un medio de locomoción rápido. Se convierte en un símbolo de poder y éxito. Los coches de época, en cambio, desprenden un esplendor auténtico y único.

En cambio, las pinturas de coches en 3D se encuentran entre los emblemas del futurismo. Son una muestra de la fascinación por la modernidad y el progreso. Estas obras representan colores y formas inusuales que despiertan nuestra curiosidad.

 

¿En qué habitación(es) se puede poner un cuadro de coche?

¿Acabas de comprar la pintura de un coche? ¿Te pregunta en qué habitación instalarlo? Debes saber que la sala que elijes te garantizará una mejor conservación y una buena longevidad en el tiempo. Es aconsejable colgar el cuadro:

En el salón: lo ideal sería elegir un cuadro que se acuerde con el color de los muebles y las paredes. Opta por un cuadro grande, ya que añade valor a la sala.

En el vestíbulo: se debe preferir una alineación horizontal en un pasillo o vestíbulo. Intenta colgar un cuadro que represente el símbolo de tu marca favorita, como el Cuadro Logo de Ferrari con fondo rojo, o el Cuadro Logo de BMW con fondo blanco.

En el dormitorio: un cuadro con una combinación de colores claros y despejados sería bienvenido para proporcionar un ambiente de descanso y relajación propicio para el descanso.

En la biblioteca: instalado en tu biblioteca, el cuadro con imagen de coche revelará la belleza de tu interior jugando con los materiales y los colores.

En el despacho: colgado en el despacho animará las paredes y te motivará a trabajar y realizar tus sueños.

Obviamente, hay que prohibir las habitaciones con un alto nivel de humedad. Tampoco se recomiendan las estancias grasientas, como la cocina, para evitar las salpicaduras de aceite.

¿Se puede poner un cuadro que represente un coche en la habitación de un niño?

Un cuadro con imagen de coche no está hecho sólo para que se cuelgue en el salón. La habitación de los niños también puede tener su propio cuadro. Para complacer a tus hijos, cómprales un cuadro de coche que sea compatible con sus gustos y deseos.

La versión “cabecera”, está pensada para crear una atmósfera relajante. Hace que la habitación del niño sea un mundo propio, reservado exclusivamente para él. Una mirada a la imagen y se transporta a un lugar diferente. Un bonito coche en medio de un paisaje verde hasta donde alcanza la vista atraerá su imaginación y creatividad. El niño viajará a un mundo en el que sus sueños tienen prioridad sobre todo lo demás.

Si tu hijo tiene una habitación grande, puedes permitirte un cuadro XXL. Esto le permitirá ver las cosas a lo grande. Sería una pena privarle de esto. En cambio, si su hijo tiene un dormitorio pequeño, un cuadro de tamaño medio será lo más apropiado. Cada vez que se despierte, la visión de esta imagen le hará sentirse bien.